La transparencia y la rendición de cuentas son temas cada vez más importantes tanto para los actores públicos como para aquellos actores privados que participan en la vida pública. Las agencias públicas (que integran el aparato del Estado mexicano) tienen la obligación de rendir cuentas y ser transparentes, porque sus recursos y su poder le pertenecen a toda la comunidad política que representan.

Las OSC tienen un imperativo distinto para ser transparentes y para rendir cuentas. Aunque no es el mismo que el que obliga a los actores públicos es sumamente importante. En Fundar, en un ejercicio de ética, daremos a conocer en este espacio la información relativa a nuestra organización que consideramos es de interés público, así como los posicionamientos del sector sobre el tema.